Entrevista a Andrea García y Michael Schmidt, de Babelstudio

“SE PUEDEN CONTAR HISTORIAS MEDIANTE LA ARQUITECTURA”

BABELstudio 02

El encuentro tiene lugar cerca de su centro de operaciones, en un bar al inicio de la angosta y escarpada calle Dos de Mayo de Bilbao; esa cuesta de asfalto asediada a ambos lados por antiguas casas, encajadas como con calzador. Andrea García y Michael Schmidt, están concentrados en unos planos extendidos sobre la mesa. Son los fundadores y el alma de Babelstudio; un estudio de arquitectura nacido en Bilbao en el 2011 cuando decidieron presentarse en tándem al concurso para el diseño de las bocas de metro de Donostia. Fueron finalistas dejando atrás a varias de las grandes firmas internacionales del sector, con un diseño original basado en la simplicidad y un punto de partida surrealista. En palabras de Andrea, “fue un salto interesante, pasar de trabajar para grandes firmas a competir con ellos en este concurso. El proyecto era bonito y divertido. La idea principal se basa en los comics de la pantera rosa”. Más allá de tratarse de una iniciativa interesante, tal como asegura Michael, “nos daba la posibilidad de proponer algo fresco, rompedor y original. Salir de la seriedad en la que nos movíamos en los grandes estudios”. Ella concluye de un modo más gráfico: “Tan rompedor que la propia idea consistía en realizar un corte en el asfalto y estirar hacia arriba para crear así la boca del metro”.

Pero antes de llegar a ese punto que supuso el inicio de tantas cosas para ellos, y cuyo premio económico les permitió dar continuidad a su estudio, ambos ya habían coincidido en el estudio de David Chipperfield en Berlín. De esa experiencia, coinciden en subrayar que fue un buen aprendizaje. El precio que pagaron, como suele ocurrir en las grandes firmas y en tantas multinacionales, fue el estrés provocado por la carga de horas. Andrea es clara al respecto: “se mezcla adrenalina, creatividad y se provoca una especie de euforia que te empuja a más. Al trabajar en lo que te gusta, es difícil poner el límite y llegas a meter treinta y seis horas seguidas sin apenas descansos. Es difícil aguantar más de cuatro años allí”. Él asiente, y añade que “lo malo es que tu trabajo se centra en una parte pequeña del todo. No entras en el proceso creativo. Y aunque estés trabajando de lo tuyo no dejas de ser un eslabón de la cadena de montaje, una pieza reemplazable”. En Babelstudio, ellos son los que deciden, y se responsabilizan tanto de la parte más creativa del proceso, como de la más técnica y de coordinación con terceras partes. “Ahora, nuestro trabajo empieza desde el origen y llega hasta el final. Partimos de los requisitos del cliente. Los analizamos y pensamos en la forma de llevarlo a cabo. El ejemplo claro es el de las bocas del metro de Donostia. Para nosotros fue muy importante, ya que pudimos dar rienda suelta a nuestra creatividad, uno de los puntos fuertes de Babelstudio” asegura Andrea. Y Michael añade: “no hay que olvidar que la arquitectura es una de las artes, necesita de la inspiración para que surjan las ideas: el momento más creativo. Aunque luego también se necesita de esa parte artística en algunos detalles a lo largo del proceso. Lo que marca la diferencia entre arquitectura y construcción es esa chispa de creatividad a partir de la cual fluye todo lo demás”. Pero el trabajo arquitectónico es complicado, entran muchos actores y muchas fases distintas, Andrea no deja pasar la oportunidad para aclarar este aspecto: “La idea y su diseño son muy importantes y constituyen la parte más interesante de nuestra actividad, pero solo suponen el 5% del trabajo total. Generalmente los proyectos son muy complejos, hay que encargarse de la gestión administrativa, relaciones con los proveedores y coordinación con estos, supervisar las obras,…”.

Al salir del bar y cruzar la ría en dirección a la casa que la pareja tiene en el Casco Viejo, caminamos por esa burbuja del Bilbao en el que parece que el tiempo se tomó un descanso en su lineal caminar. Unas calles aparentemente ajenas al efecto Guggenheim y la explosión arquitectónica de los alrededores, ese boom contra el que Frank Gehry se ha pronunciado en alguna ocasión diciendo que él hubiese apostado por un Bilbao más “vasco” y no por esa búsqueda compulsiva de lo “bonito” que se ha desarrollado en los últimos tiempos. Andrea explica que “se han centrado en una arquitectura espectáculo. En ese sentido creo que Gehry tiene razón”. En la zona se agolpan la mayoría de creaciones arquitectónicas que dan forma a la nueva imagen de Bilbao. “Todo esto puede provocar cierto caos y dar pie a polémicas como la del puente de Isozaki y el de Calatrava, por ejemplo”, señala Michael.  “En vez de jugar con el espíritu de Bilbao, lo han cambiado. Han sustituido el hierro y las vías del tren, por paseos con palmeras y chorros de agua”, sentencia ella.

Un gran portón rojo de madera nos da acceso al antiguo portal atravesado por el espacio visual infinito creado por dos grandes espejos, uno a cada lado. Las serpenteantes escaleras de madera esperan a nuestro paso para recibirnos con sus crujidos de bienvenida. Cada edificio contiene las historias de las personas que lo habitan, pero también proyecta la suya propia. Acerca de esto Michael nos dice que “la arquitectura, si es buena, puede contar historias, hay ejemplos claros como en el caso del museo de arte de Teshima, donde hay un edificio que es como una gota de agua con un agujero. La experiencia de estar allí es muy potente, sientes que te cuenta muchas cosas”. También existen ejemplos de una arquitectura que ha experimentado tratando de contar algo de modo narrativo, tal como nos explica Andrea: “Un ejemplo claro y literal del edificio narrativo, sería el museo de Liebeskind, en Berlín. Es un edificio que cuenta una historia en orden lineal. Vas viendo una serie de espacios que es como ir viviendo una historia y al final te quedas con una imagen de lo que ha pasado. Luego hay otros edificios que sin ser tan literalmente narrativos, también te cuentan algo, transmiten algo, mas a nivel de sensaciones. Por ejemplo la expansión del Louvre, un espacio abierto en el cual las esculturas están desordenadas y cuyas paredes son de cristal y metal dando una sensación etérea. El contraste entre algo tan material como las esculturas y la sensación inmaterial que dan las paredes y el espacio te está contando algo, te sugiere algo más abstracto. Provoca sensaciones”.

Entramos en el hogar de la pareja y nos acomodamos en un amplio y acogedor salón que aprovecha al máximo la tenue claridad que caracteriza a las casas antiguas. Allí sentados, fantasean sobre proyectos soñados o ideas grandes que se quedan sin realizar. Michael se deja llevar por sus ilusiones: “es el caso de algunos arquitectos utópicos que querían, por ejemplo, vaciar el Mediterráneo para juntar Europa y África. Propuestas que nunca se materializaron, pero ahí están. A mí me gustaría, no uno, sino un paquete de proyectos para distintos sitios que aportasen algo a esos lugares, espacios divertidos y, a la par, artísticos y estéticos. En los que la gente con sensibilidad artística o conocimientos arquitectónicos puedan disfrutar, y que también sean divertidos, para que jueguen los niños por ejemplo. No hay que olvidar que la arquitectura, como en el caso de las ciudades, tiene una influencia decisiva en la personalidad y en el estado de ánimo de sus habitantes”. Andrea tiene la mano apoyada en un vientre cuya exuberante y sonriente redondez nos recuerda que la creatividad no siempre es artística. “Lo mío también es utópico. Me gustaría hacer mi casa. Tener un laboratorio gigante en el que pudiera experimentar haciendo casas, y probarlas, pudiendo vivir en cada momento en aquella que más se adapte al estilo de vida. Las personas estamos vivas, cambiamos, y estaría bien que nuestra casa pudiese evolucionar con nosotros”.

Andoni Abenójar

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s