Mes: enero 2016

Vídeos de la entrega del premio Bizkaidatz

Hace unos meses se entregaron los premios Bizkaidatz 2015. Tengo dos vídeos de aquella entrega en la que me llevé el primer puesto en castellano. En su momento pensé compartirlos. No lo hice por pudor. Pero uno empieza a compartir sus escritos de modo masivo y acaba perdiendo la vergüenza —para bien y para mal—. Así que creo que es un buen momento para compartir con vosotros ese rato en el que fui un manojo de nervios —hablar en público es probablemente mi mayor temor—, pero que, para mi sorpresa, disfruté mucho. Creo que a algunos de los que no estuvisteis os gustará verme como pez en el agua en el mundo de la farándula.

En el primer vídeo, el actor Juan Viadas dramatiza un fragmento del relato que presenté al concurso y me entregan el premio. En el segundo, la ronda de agradecimientos, micrófono en mano,  que se ve eclipsada por algún que otro “qué cabrón” dedicado por mi hermana, que grabó la escena con intención de inmortalizar el momento en el que presumiblemente me quedaría en blanco.

Pelusas azules

Pelusas azulesLas noches de domingo solíamos ponernos una película tumbados en la cama. Casi siempre la veíamos en dos tiempos. Las caricias hacían que nuestra atención no tardara en desviarse de la pantalla hacia nuestros cuerpos. Después, aún entre jadeos, rebobinábamos hasta el punto en el que habíamos perdido el hilo de la historia. Todas las películas, incluso las tristes, nos hacían sonreír. Es en la primera parte, la de las caricias, en la que ella adquirió la costumbre de pasar la mano por mi ombligo y escarbar con su dedo corazón. A veces, sacaba una pequeña pelusa azul con la que jugueteaba delicadamente unos instantes, antes de dejarla en su mesilla. A pesar de que me gustaba presenciar aquel ritual cada vez que ocurría, he de reconocer que no le di importancia hasta que sentí su ausencia. (más…)